Sitemap.xml | Portada | Indice | Informacion | Colecciones | Videos | Biblioteca | Hemeroteca | Cancionero | Exposiciones | Noticias | Medios | Autor | Contacto |   

 
















 

 

 

 

       



 

Hemeroteca Virtual - Museo Internacional del Estudiante

Autor:              Anónimo.

Título:             EL CONCIERTO DE ANOCHE.

Publicación:   Museo Internacional del Estudiante, 2009.

Ver. original:  El Adelanto.

Fecha:            Martes, 27 de febrero de 1906, p. 1.

____

            Antes de la hora fijada se encontraba ya el Teatro Liceo atestado de público distinguido, que hacía imposible el movimiento cuando la hora oficial fue llegada.

            Adornado con arte sorprendente y con gusto verdaderamente delicado presentaba el golpe de vista y efecto original que da tono a un coliseo cuando lo más distinguido de la capital ocupa las localidades.

            Las familias de Llorente, de Lis, Heredia, Cabezas, Purón, Montero, Louis, Vizcondesa de Revilla, Cuesta, Govea, Moro, Iscar, Trujillo, García Polo, Mata, Forcat, Sánchez de la Peña, Santos Benito, Cid, Trigo, Solís, Durán Castillo, Pérez Moneo, Llauradó, García, Blanco, Hoyos, Sánchez (don Lorenzo), Angoso, Pérez Tabernero, Olivera, Villar, Chaves (don T.) y muchas otras que sentimos no recordar, ocupaban las plateas y palcos excepto los palcos 5 y 7 que habían sido reservados para la presidencia de honor.

            Estos estaban profusamente engalanados con flores y guirnaldas que realzan la hermosura de las reinas de la fiesta.

            Ocupaban este puesto honorífico las señoritas lusitanas, que eran acompañadas de las bellas salmantinas señoritas Juana Aparicio, Juana Zúñiga, Juana Reymundo y alguna lindísima y elegante charra.

            En las butacas vimos a las familias de Olivera, Mansilla, Mora, Herrera, Cuesta, Hernández, Chamorro, Guerra, Monje, Gutiérrez, Rincón, Winzer, González Domingo, Gómez, Durán, Esteban (M.), Bedmar, Bartolomé y la mayor parte de las señoritas cuyos nombres publicamos en la reseña del Casino y todo lo distinguido de la buena sociedad salmantina.

            Comenzó la fiesta por la presentación de la “Tuna” portuguesa por el presidente de la salmantina señor Sánchez-Manzano, que fué contestado por un discursito elocuente de el presidente de la “Tuna” presentada, siendo acogidos ambos saludos por frenéticos y entusiastas vivas a las naciones hermanas.

            A continuación fue interpretado el programa íntegro y cual estaba anunciado, siendo muy del agrado de la selecta concurrencia todos los números de que se componía.

            En todos los entreactos se efectuó una verdadera batalla de serpentinas, confetis y flores, derrochados con inusitado brio y entusiasmo, llegando en algunas ocasiones a formar un verdadero caos.

            Los proyectiles corteses estuvieron a punto de causar una víctima, por haberse desprendido algunas tulipas por el golpe de las serpentinas hasta el punto de ser herida, aunque levemente, una señorita; pero estas notas pasaron casi desapercibidas por el interés y marcado amor propio conque se sostenía la reñida batalla.

            El entusiasmo y la animación indescriptibles que reinaban, viéronse turbados por un incidente producido en la galería y que originó algunos sustos y desmayos por haberse dejado oír la voz de un imprudente que dio la alarma gritando ¡fuego!.

El público, impresionado e indeciso, trataba de abandonar en desorden el teatro cuando algunas personas de marcada significación y entre ellas el gobernador interino señor Méndez Risueño, calmaron la alarma y restablecieron la tranquilidad.

Satisfechos, según nuestros informes, marcharán los extranjeros de su fiesta de anoche. No menos quedan los salmantinos que, como siempre, han cumplido cual debían ante personas distinguidas y forasteras que enarbolaban los emblemas sugestivos de hermosura y juventud.

Que sea éste un nuevo lazo que una a ambos países y un motivo más que nos obligue a conocernos para querernos sinceramente.

*
*    *

            Mañana miércoles saldrá de regreso a su país la “Estudiantina de Guarda” que marcha satisfecha en extremo por los obsequios de que han sido objeto y que nosotros consideramos merecidos.

____

NOTA: Artículo procedente de investigación original inscrita con el número SA-120-02 en el Registro de la Propiedad Intelectual. La presente edición ha sido normalizada y corregida para evitar el uso no autorizado de la misma. Todos los derechos reservados.
 

 
       
Volver a la página anterior
 
   
 Volver a la página anterior