Sitemap.xml | Home | Index | Information | Collections | Videos | Library | Newspaper Library | Songbook | Exhibitions | News | Media | Author | Contact |   

 


















 

 

 

 

       



 

VIRTUAL NEWSPAPER LIBRARY - International Museum of the Student

Author:              Anónimo.

Title:             LA TUNA ACADÉMICA DE LISBOA EN
SALAMANCA”.

Publication:   Museo Internacional del Estudiante, 2009.

Original edition:  El Adelanto.

Date:            Sábado, 27 de diciembre de 1902, pp. 1 y 2.

____

La llegada

            A las nueve y media de la noche del miércoles 24, en el tren correo de Portugal, llegaron a esta población los escolares lisbonenses.

            En la estación esperábanles el Alcalde accidental don Mariano Reymundo y el teniente alcalde señor García Polo en representación del Ayuntamiento; una comisión de la «Unión Escolar» y gran número de estudiantes.

            Diéronse entusiastas vivas a Portugal, a España, a la Universidad de Lisboa, a la de Salamanca, a la «Unión Escolar», al pueblo salmantino y a la Unión Ibérica.

            La Tuna, a los acordes de la «Marcha Real» española, hizo su entrada por la calle del Dr. Riesco y por la Plaza Mayor y la de Zamora, hasta el Hotel del Comercio, donde se hospedaban, continuando las pruebas de entusiasmo entre portugueses y salmantinos.

            Las comisiones que recibieron a la Tuna en la estación, acompañaron a los escolares de Lisboa hasta el Hotel, donde el señor Reymundo les ofreció todo cuanto de él particularmente y como Alcalde pudieran necesitar.

La Tuna

            Esta compuesta de 66 individuos, presididos por el estudiante de Medicina don Arthur Carvalho da Silva y dirigidos por el también estudiante de Medicina, don Fernando Padua, viniendo de abanderado don Feliciano da Costa. Les acompaña el notable primer actor cómico portugués señor Valle. Visten el clásico traje de los escolares de Coimbra, para lo que han tenido necesidad de obtener especial permiso de su ministro de Instrucción pública.

En el Ayuntamiento

            A las doce y media de la mañana del día 25, visitó la Tuna al Ayuntamiento, donde el señor Reymundo, en períodos elocuentes, saludó a los estudiantes de Lisboa e hizo presente la cordialidad de relaciones que deben existir siempre entre los dos países hermanos.

            Contestole el señor Carvalho da Silva, quien habla con soltura y brillantez y expuso las simpatías que siente el pueblo portugués por el español, y los respetos que merece a todos los que cultivan la ciencia, el nombre glorioso de nuestra Escuela universitaria.

            Fueron obsequiados con dulces, licores y habanos.

En el Hotel del Comercio

            Los estudiantes portugueses y salmantinos, asistieron juntos a un banquete íntimo que se dio la noche del 25 en el Hotel del Comercio. Fue acaso la nota más simpática de la estancia en esta capital de la Tuna de Lisboa. Unos y otros fraternizaron y dieron muestras evidentes del cariño que existe entre el elemento escolar de los dos pueblos iberos.

            Inició los brindis, con uno muy elocuente, el estudiante portugués don Leopoldo Sardiva.

            En nombre de la Unión Escolar habló su presidente don Filiberto Villalobos, y en párrafos brillantes abogó con entusiasmo por la federación de los estudiantes iberos. El presidente de la Tuna, señor Carvalho da Silva, saludó a los escolares salmantinos, y, con gran elocuencia, hizo votos porque sea un hecho, la unión de los estudiantes de los dos países. Fueron muy aplaudidos e inmediatamente escucháronse vivas entusiastas.

Visitas

            Una comisión de la Tuna visitó ayer al señor Rector de la Universidad para presentarle las cartas que, para él y el de la Universidad de Valladolid, traen de los jefes de enseñanza de Lisboa.

            Por imposibilidad de recibir a la Tuna el señor Gobernador civil, lo hizo en nombre de éste el secretario del Gobierno don Pascual Gil, quien con la amabilidad que le caracteriza, saludó y ofreció su cooperación y la del señor Gobernador para todo cuanto precisaren los ilustres huéspedes. Los escolares portugueses, fueron obsequiados con cigarros, licores y dulces.

El concierto de anoche

            El teatro del Liceo presenta animadísimo y brillante aspecto. Las plateas, los palcos y las butacas, hallábanse ocupadas por las más bellas y distinguidas señoritas salmantinas, y por las personalidades más salientes en la ciencia, la política, la industria y el comercio de nuestra capital.

            Hizo la presentación de la Tuna el presidente de la Unión Escolar, señor Villalobos, y saludó al público salmantino, en nombre de los estudiantes portugueses, don Leopoldo Sardiva. A continuación leyeron una poesía del señor Lomba.

            Es proverbial y legendaria la maestría, el gusto y el talento artístico de los portugueses, y anoche nos demostraron que todo cuanto se aplauda y se encomie su labor musical, es poco, comparado con la realidad. De un modo brillantísimo interpretó la Tuna los números de su programa. Las Rhapsodias, la Sylvia, el pasacalle «Soy yo», el potpurrí «Bohemé», y los «Fados», fueron ejecutados admirablemente, y valieron a los tunos ovaciones delirantes y entusiastas.

            El actor señor Valle interpretó, a maravilla, un monólogo, e hizo reír grandemente a la concurrencia.

            O Lamparina, pieza en un acto del teatro portugués, fue muy bien representada, e hicieron las delicias del público los escolares que, vestidos de mujer, ejecutaron sus papeles. Pero donde admiraron al público, fue en La Banda de Trompetas, que dijeron en español; pero no en español chapurrado, sino en español perfecto, pues parecía que todos los artistas habíanse criado en nuestra patria, y familiarizado con el lenguaje andaluz. ¡Cuántas compañías de zarzuela española, de las de pretensiones, no dicen tan bien sus papeles, ni representan tan a la perfección una obra!

            Don Xavier da Silva, hizo un Cara bonita como no puede pedirse, ni cabe más. Es un actor cómico admirable. Los señores Carvalho da Silva, Curvelli, Palatin, Brito Chaves, Castello-Branco, Conrrege y Yemandes, estuvieron a la altura de su compañero, y escucharon merecidísimos y entusiastas aplausos.

            En fin, una fiesta muy agradable y de la cual salió muy complacida la concurrencia.

            Durante la última parte del programa, el presidente de la tuna de Lisboa, sostenía la bandera de la «Unión Escolar» y el presidente de ésta el estandarte de la Tuna. Las banderas de las cuatro facultades que aquí se cursan, teníanlas estudiantes portugueses.

            Durante la función escucháronse repetidas veces vivas a Portugal, a España, a la Unión Ibérica, a las Universidades de Lisboa y Salamanca y a la Unión Escolar.

            Después de terminada la función del Teatro, la Tuna dio una serenata a la bellísima señorita Teresa García, en cuya platea estuvo el estandarte de los estudiantes de Lisboa durante la noche.

A Valladolid

            Esta mañana, en el tren de las nueve, pensaba salir la Tuna para la capital vecina. Comisiones de la «Unión Escolar» y numeroso público fueron a la estación a despedir a los simpáticos huéspedes.

            Estos perdieron el tren y tuvieron que permanecer en esta capital hasta las doce, a cuya hora, gracias a la amabilidad de monsieur Louis, director de la Compañía, pudieron salir para Valladolid en tren especial.

            Lleven éstos buen viaje, y reciban nuestro cordial y entusiasta saludo.

____

NOTA: Artículo procedente de investigación original inscrita con el número SA-120-02 en el Registro de la Propiedad Intelectual. La presente edición ha sido normalizada y corregida para evitar el uso no autorizado de la misma. Todos los derechos reservados.
 

 
       
Return to the previous page
 
   
 Return to the previous page