Sitemap.xml | Portada | Indice | Informacion | Colecciones | Videos | Biblioteca | Hemeroteca | Cancionero | Exposiciones | Noticias | Medios | Autor | Contacto |   

 
















 

 

 

 

       



 

Hemeroteca Virtual - Museo Internacional del Estudiante

Autor:              Anónimo.

Título:             LOS ESTUDIANTES PORTUGUESES.

Publicación:   Museo Internacional del Estudiante, 2009.

Ver. original:  El Nuevo Progreso.

Fecha:            Martes, 8 de abril de 1890, p. 1.

____

Ya los tenemos entre nosotros.

Noventa y cuatro jóvenes lusitanos vienen a devolver la visita que ha poco les hicieron nuestros escolares.

El recibimiento que se les ha prodigado no ha podido ser más entusiasta ni caluroso.

La población, en su casi absoluta totalidad, ha rendido tributo de galantería a los hijos de Portugal, vitoreándolos en todas partes.

A las diez de la noche anunció su llegada el alegre silbato de la locomotora.

Desde la estación hasta el Ayuntamiento, que fue su primer visita, el tránsito fue poco menos que imposible. La multitud se apiñaba en las calles para saludar con cariñoso entusiasmo a la distinguida juventud portuguesa.

En la Plaza Mayor esperaba una oleada inmensa de criaturas.

El cabildo municipal, de rigurosa indumentaria, ocupaba los balcones de la sala capitular.

Por fin, tras muchísimas dificultades, los expedicionarios pudieron subir hasta el salón de sesiones, donde el Sr. Huebra hizo elocuentes presentación de ellos al Ayuntamiento, contestando en sentidas frases la presidencia, que se hallaba ocupada por el Sr. Pollo.

Seguidamente los jóvenes escolares portugueses Sres. Moreira da Silva, Costa y Barreto pronunciaron elocuentísimos discursos, que fueron estrepitosamente celebrados por el numeroso auditorio. El último de los citados, con especialidad, tiene facultades oratorias que cautivan: su lenguaje melodioso, su dulcísima entonación, sus elevados conceptos, la expresiva mímica, las delicadas maneras que ostenta le acreditan de una grandiosidad parlamentaria.

No es esto mermar las condiciones dialécticas de sus dos compañeros de tribuna. 

El concejal Sr. López Alonso habló, por último, pronunciando también un sentido y oportuno discurso.

El numeroso público que en el teatro del Liceo esperaba, fue causa de que la inmensa comitiva dejase la sala consistorial para dirigirse al coliseo, donde se estaba representando la zarzuela Chateau Margau. El entusiasmo aquí rayó en el delirio cuando se presentó la comparsa lusitana.

Terminó la representación entre nutridísimos aplausos que los artistas merecidamente conquistaron con la imponderable interpretación de la obra, y otra vez los Sres. Barreto y Costa se irguieron sobre sus asientos para dirigir la palabra al público que en el teatro se hallaba.

Si elocuentes se habían manifestado en el Ayuntamiento, no lo estuvieron menos en este último centro. Al terminar sus improvisadas peroraciones, indescriptible manifestación de aplausos y vítores ensordeció aquel recinto.

El Sr. Huebra pronunció nuevamente algunas palabras anunciando que hoy a las doce tendrá lugar la asamblea escolar hispano portuguesa en el paraninfo de la Universidad.

Ya daremos cuenta de esta solemnidad a nuestros lectores con la mayor abundancia de detalles posible.

Réstanos decir solamente por hoy que tanto nuestras autoridades, como nuestros estudiantes, como las demás clases sociales rivalizan en atenciones y galanterías para con los expedicionarios.

Los estudiantes que componen la comitiva lusitana todos son de porte distinguidísimo y simpáticos en alto grado. Los nuestros les acompañan a todas partes. De ellos no hay por qué decir que brillan también por su finura y por las fraternales atenciones que derraman sobre sus colegas de Portugal.

Reciban éstos nuestros más entusiastas aplausos y reciban los otros el testimonio sincero de nuestro respeto y de nuestra más entrañable consideración.

____

NOTA: Artículo procedente de investigación original inscrita con el número SA-120-02 en el Registro de la Propiedad Intelectual. La presente edición ha sido normalizada y corregida para evitar el uso no autorizado de la misma. Todos los derechos reservados.
 

 
       
Volver a la página anterior
 
   
 Volver a la página anterior