Sitemap.xml | Portada | Indice | Informacion | Colecciones | Videos | Biblioteca | Hemeroteca | Cancionero | Exposiciones | Noticias | Medios | Autor | Contacto |   

 
















 

 

 

 

 

       



 

Hemeroteca Virtual - Museo Internacional del Estudiante

Autor:              Arsenio González Huebra.

Título:             VIAJE DE LA TUNA A PORTUGAL XVII.

Publicación:   Museo Internacional del Estudiante, 2009.

Ver. original:  El Adelanto.

Fecha:            Domingo, 30 de marzo de 1890, pp. 1 y 2.

____

Matiné en el Palacio de Cristal.- Visita al Cónsul de España.- Vuelta a Coimbra.

            Después de la bellísima expedición que dejo escrita y de comer el sábado de Piñata, se improvisó un concierto en el teatro Infante don Alfonso, que por no haberse anunciado a tiempo resultó desanimado, lo cual hizo contraste con la matiné dada en el Palacio de Cristal al siguiente día, a la que asistieron de 4.500 a 5.000 almas, que llenaban el espacioso salón de espectáculos de aquel inmenso coliseo.

            No he reseñado los detalles de esta última exhibición de la Tuna en Oporto, porque sería molesta para el lector la nueva relación de hechos conocidos: solo diré que a las tres y media de la tarde terminó la matiné, en medio de una ovación ruidosa que se prolongó hasta que estuvimos fuera de los espaciosos jardines del parque.

            Disolviose allí la Tuna, y mientras sus individuos fueron de nuevo a contemplar las orillas del Duero, luciendo las camelias y ramos de violetas que cosecharon en el concierto, yo, acompañado de Jesús de San Eustaquio y de mi secretario particular, Benito Pérez, tomé un coche por horas y fuimos a visitar al ilustrísimo señor don Eusebio de Bonilla Martel, cónsul de España en Oporto, persona competentísima en asuntos internacionales y aduaneros: más de una hora duró la visita, en la conferenciamos sobre el porvenir de la alianza Hispano- Lusitana y otros particulares de interés actual. Después fuimos a despedirnos del señor Pinto d’ Acosta, conde de Lumbrales, y, finalmente, fuimos al Club Comercial a pagar una visita que le debíamos y a darle las gracias por habernos ofrecido un baile en nuestro obsequio, al que tuvimos que renunciar por no disponer de tiempo.

            Aquella noche íbamos a tocar en los intermedios de la ópera, en el teatro real de San Juan; pero como el empresario quisiera aprovecharse de la Tuna y que ésta sola diese el concierto sin apoyo de la compañía, surgió un conflicto; nos negamos a asistir, y de acuerdo con los abonados, se suspendió la función.

            Los estudiantes de Coimbra quedaron disgustados por nuestra corta estancia en aquella ciudad, así es que acordamos volver a ella, como así lo hicimos en la mañana del lunes 24, volviendo con este motivo a contemplar el hermoso panorama del camino, que describí con nuestra primera excursión a Coimbra.

EL TUNO PRIMERO.

(Continuará.)

____

NOTA: Artículo procedente de investigación original inscrita con el número SA-120-02 en el Registro de la Propiedad Intelectual. La presente edición ha sido normalizada y corregida para evitar el uso no autorizado de la misma. Todos los derechos reservados.
 

 
       
Volver a la página anterior
 
   
 Volver a la página anterior